El Solar Orbiter de la ESA capta una enorme erupción del Sol

La sonda Solar Orbiter de la Agencia Espacial Europea (ESA) captó en cámara una gran erupción del sol.

Es la erupción de este tipo más grande jamás observada en una sola imagen con el disco solar completo en una toma, según la ESA.

El estallido de radiación surgió del lado del Sol que mira hacia el lado contrario a la Tierra y se extendió millones de millas en el espacio.

Las erupciones solares, o prominencias, son grandes estructuras de líneas de campo magnético enredadas que mantienen densas concentraciones de plasma solar suspendidas sobre la superficie del Sol, a veces tomando la forma de bucles arqueados.

A menudo se asocian con eyecciones de masa coronal, que si se dirigen hacia la Tierra, pueden causar estragos en nuestra tecnología.

Explosión: una gran erupción del sol (en la foto) ha sido captada por la cámara de la sonda Solar Orbiter. Es la erupción de este tipo más grande jamás observada en una sola imagen con el disco solar completo en una toma, dijo la Agencia Espacial Europea.

El estallido de radiación estalló desde el lado del Sol que mira hacia el lado opuesto a la Tierra y se extendió millones de millas en el espacio.

El estallido de radiación estalló desde el lado del Sol que mira hacia el lado opuesto a la Tierra y se extendió millones de millas en el espacio.

Las erupciones solares, o prominencias, son grandes estructuras de líneas de campo magnético enredadas que mantienen densas concentraciones de plasma solar suspendidas sobre la superficie del Sol, a veces tomando la forma de bucles arqueados.

Las erupciones solares, o prominencias, son grandes estructuras de líneas de campo magnético enredadas que mantienen densas concentraciones de plasma solar suspendidas sobre la superficie del Sol, a veces tomando la forma de bucles arqueados.

¿QUÉ SON LAS EYECCIONES DE MASA CORONAL?

Las eyecciones de masa coronal (CME, por sus siglas en inglés) son grandes nubes de plasma y campos magnéticos que brotan del sol.

Estas nubes pueden entrar en erupción en cualquier dirección y luego continuar en esa dirección, abriéndose camino a través del viento solar.

Estas nubes solo causan impactos en la Tierra cuando apuntan a la Tierra.

Suelen ser mucho más lentas que las erupciones solares, ya que mueven una mayor cantidad de materia.

Las CME pueden activarse cuando una tormenta en la superficie del sol provoca la formación de un torbellino en la base de los bucles de plasma que se proyectan desde la superficie.

Estos bucles se llaman prominencias y cuando se vuelven inestables pueden romperse, liberando el CME al espacio.

La última erupción tuvo lugar el 15 de febrero y fue captada por la cámara del ‘Full Sun Imager’ (FSI) del Extreme Ultraviolet Imager (EUI) de Solar Orbiter.

FSI está diseñado para mirar el disco solar completo incluso durante los pasajes cercanos del Sol, como durante el próximo paso del perihelio el próximo mes.

En el acercamiento más cercano el 26 de marzo, en el que la nave espacial pasará dentro de aproximadamente 0,3 veces la distancia entre el Sol y la Tierra, el Sol llenará una porción mucho mayor del campo de visión del telescopio.

En este momento, todavía hay una gran cantidad de “margen de visualización” alrededor del disco, lo que permite capturar detalles asombrosos hasta aproximadamente 2,17 millones de millas (3,5 millones de km), equivalente a cinco veces el radio del Sol.

Otros telescopios espaciales, como el satélite SOHO de la ESA y la NASA, a menudo ven actividad solar como esta, pero están más cerca del Sol o más lejos, lo que bloquea el resplandor del disco solar para permitir imágenes detalladas de la propia corona.

Es por eso que la erupción observada por el Solar Orbiter es el evento más grande de su tipo jamás capturado en un solo campo de visión junto con el disco solar.

Los científicos dijeron que abre nuevas posibilidades para ver cómo eventos como estos se conectan con el disco solar por primera vez.

Otras misiones espaciales también observaron el evento, incluida la sonda solar Parker de la NASA.

La próxima semana, Solar Orbiter y Parker Solar Probe realizarán observaciones conjuntas dedicadas durante el paso del perihelio de Parker.

Incluso las naves espaciales no dedicadas a la ciencia solar sintieron su explosión.

BepiColombo, una misión conjunta ESA/JAXA (Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón), que se encuentra actualmente en las cercanías de la órbita de Mercurio, detectó un aumento masivo en las lecturas de electrones, protones e iones pesados ​​con su monitor de radiación.

La ESA dijo que si bien esta erupción no envió una ráfaga de partículas mortales hacia la Tierra, es un recordatorio importante de la naturaleza impredecible del Sol y la importancia de comprender y monitorear su comportamiento.

Los científicos esperan que con mejores vistas de eventos como estos, podamos proteger mejor nuestro planeta natal de los estallidos violentos del Sol.

Otros telescopios espaciales, como el satélite SOHO de la ESA y la NASA, a menudo ven actividad solar como esta, pero están más cerca del Sol o más lejos, lo que bloquea el resplandor del disco solar para permitir imágenes detalladas de la propia corona.  En la imagen se muestra una imagen panorámica combinada de Solar Orbiter y la vista de SOHO de la erupción gigante.

Otros telescopios espaciales, como el satélite SOHO de la ESA y la NASA, a menudo ven actividad solar como esta, pero están más cerca del Sol o más lejos, lo que bloquea el resplandor del disco solar para permitir imágenes detalladas de la propia corona. En la imagen se muestra una imagen panorámica combinada de Solar Orbiter y la vista de SOHO de la erupción gigante.

La erupción observada por el Solar Orbiter (en la foto a la izquierda) es el evento más grande de su tipo jamás capturado en un solo campo de visión junto con el disco solar.  Correcto es lo que vio SOHO

La erupción observada por el Solar Orbiter (en la foto a la izquierda) es el evento más grande de su tipo jamás capturado en un solo campo de visión junto con el disco solar. Correcto es lo que vio SOHO

Solar Orbiter es una misión de la Agencia Espacial Europea para explorar el Sol y el efecto que nuestra estrella anfitriona tiene en el sistema solar.

Solar Orbiter es una misión de la Agencia Espacial Europea para explorar el Sol y el efecto que nuestra estrella anfitriona tiene en el sistema solar.

El Solar Orbiter lanzado desde Cabo Cañaveral en Florida en febrero de 2020 es descrito por la ESA como el ‘el laboratorio científico más complejo jamás enviado al Sol.

“Aunque nuestra estrella dadora de vida ha sido un objeto de interés científico durante siglos, su comportamiento aún presenta un enigma para los científicos”, explicó la ESA.

‘Solar Orbiter tomará imágenes del Sol desde más cerca que cualquier nave espacial anterior y, por primera vez, observará sus regiones polares inexploradas.

“Al combinar las observaciones de los seis instrumentos de detección remota de Solar Orbiter y los cuatro conjuntos de instrumentos in situ, los científicos esperan encontrar respuestas a algunas preguntas profundas: ¿Qué impulsa el ciclo de 11 años de actividad magnética ascendente y descendente del Sol? ¿Qué calienta la capa superior de su atmósfera, la corona, a millones de grados Celsius? ¿Qué impulsa la generación del viento solar? ¿Qué acelera el viento solar a velocidades de cientos de kilómetros por segundo? ¿Y cómo afecta todo esto a nuestro planeta?

SOLAR ORBITER DE LA ESA: LA NAVE ESPACIAL DE CONSTRUCCIÓN BRITÁNICA SERÁ LA PRIMERA EN CAPTAR IMÁGENES DE LAS REGIONES POLARES DEL SOL

Solar Orbiter es una misión de la Agencia Espacial Europea con el apoyo de la NASA para explorar el Sol y el efecto que nuestra estrella anfitriona tiene en el sistema solar, incluida la Tierra.

Solar Orbiter (impresión artística) es una misión de la Agencia Espacial Europea para explorar el sol y su efecto en el sistema solar.  Su lanzamiento está previsto para 2020 desde Cabo Cañaveral en Florida, EE.UU.

Solar Orbiter (impresión artística) es una misión de la Agencia Espacial Europea para explorar el sol y su efecto en el sistema solar. Su lanzamiento está previsto para 2020 desde Cabo Cañaveral en Florida, EE.UU.

El satélite se lanzó desde Cabo Cañaveral en Florida en febrero de 2020 y alcanzó su primer acercamiento al sol en junio de 2020.

Fue construido en Stevenage, Inglaterra y está cargado con un conjunto cuidadosamente seleccionado de 10 telescopios e instrumentos de detección directa.

Solar Orbiter volará a 26 millones de millas (43 millones de kilómetros) de la superficie solar para inspeccionar de cerca los polos de nuestra estrella.

Los científicos están investigando cómo se forma la violenta atmósfera exterior del sol, también conocida como su corona.

Fue construido en Stevenage, Inglaterra y está cargado con un conjunto cuidadosamente seleccionado de 10 telescopios e instrumentos de detección directa.

Fue construido en Stevenage, Inglaterra y está cargado con un conjunto cuidadosamente seleccionado de 10 telescopios e instrumentos de detección directa.

Esta es la región desde la cual el ‘viento solar’, tormentas de partículas cargadas que pueden alterar la electrónica en la Tierra, son expulsadas al espacio.

A través de Solar Orbiter, los investigadores esperan descubrir qué desencadena las tormentas solares para ayudar a predecirlas mejor en el futuro.

Se espera que los escudos térmicos del Solar Orbiter alcancen temperaturas de hasta 600C (1112F) durante sus sobrevuelos más cercanos.

Trabajará en estrecha colaboración con Parker Solar Probe de la NASA, que se lanzó en agosto de 2018, y también está estudiando la corona del Sol.

.

Add Comment